La Estrella de Panamá
Panamá,25º

19 de Sep de 2019

Economía

Cuarta línea de transmisión sería ‘ilegal'

La licitación del proyecto ya tiene cinco empresas y consorcios en la carrera por la adjudicación. El modelo es ‘inédito' porque incluye, por primera vez, la operación de la línea. Expertos lo tildan de ‘ilegal'

La licitación para la construcción de una cuarta línea de transmisión por parte de Etesa ya está en marcha. En mayo del año pasado fueron precalificadas cinco empresas que competirán para adjudicarse el proyecto cifrado en unos $500 millones -sin adendas-.

Las precalificadas son: Interconexión Eléctrica, S.A. E.S.P. (Colombia), China Electric Power Equipment and Technology Co. Ltd. (China), Consorcio Chiriquí Transmisora de Energía (España), Consorcio Four Seasons (India, Francia y Brasil) y Consorcio de Transmisión Vasco Núñez de Balboa (Canadá y España).

El consorcio China Electric Power Equipment and Technology tuvo un revés inicialmente, cuando en el informe de evaluación no se le reconocía la experiencia en administración de una línea de transmisión de al menos 3,000 km en el continente, lo que posteriormente fue subsanado por la comisión evaluadora, y se le permitió entrar en la jugada.

‘El contrato BOT (construir, operar y transferir) permite la inclusión de financiamiento privado, para priorizar recursos estatales',

GILBERTO FERRARI

GERENTE DE LA ESTATAL ETESA

Pero un sector, entre ellos abogados y diputados de oposición, alegan que la licitación del proyecto, que incluye de forma inédita la operación y mantenimiento de la obra por 20 años, contraviene los artículos 50.2, 67,68 y 96 de la Ley 6 que regula el mercado eléctrico panameño.

El abogado Jorge Rivera Staff, especialista en derecho eléctrico, aduce que la licitación del proyecto ‘ingeniería, diseño, construcción, suministro e instalación, puesta en marcha, operación y mantenimiento de la curta línea de transmisión eléctrica Chiriquí Grande-Panamá III 500 KV', tal como está concebida, sería ilegal porque la función de construir, mantener y operar la red de transmisión nacional es privativa de Etesa, según reza el punto 2 del artículo 50 de la precitada ley.

‘El hecho mismo de pagar la inversión con tráfico por peaje, podría poner en riesgo la ya golpeada solidez financiera de Etesa',

GUSTAVO BERNAL

INGENIERO Y PRESIDENTE DE LA SPIA

Incluso, para avanzar con el proyecto, la Asep tuvo que modificar el reglamento de transmisión a solicitud de Etesa para incluir los costos en el pliego tarifario a futuro, a través de una audiencia pública.

Sin embargo, la misma resolución emitida por Asep (#AN No.13052-Elec del 10 de enero de 2019), aconseja a Etesa que ‘no es conveniente hacer esta normativa de carácter general', después de calificarla como ‘no convencional' (la de incluir mantenimiento y operación en la licitación).

Asep, en la misma resolución, aclara que la aprobación ‘particular' de este pliego de cargos para la cuarta línea bajo el esquema ‘no convencional' de contratación, ‘no implica que esta normativa podría ser aplicable a otros proyectos, de menor tamaño y costo, que puedan ejecutarse a través de otro esquema no convencional'.

‘Además de ilegal, es cuestionable la premura de la licitación y la necesidad real de la obra, a meses de las elecciones',

JORGE RIVERA STAFF

ABOGADO ESPECIALISTA EN DERECHO ELÉCTRICO

La entidad reguladora de los servicios públicos consideró que lo más conveniente es realizar modificaciones a la Ley 6 que permitan que a futuro otros actores privados puedan dedicarse a la actividad de transmisión en Panamá, además de Etesa. De esta manera, la empresa podría recuperarse financieramente, sin que se afecte la ampliación del sistema de transmisión, le aconseja Asep a Etesa en el documento.

El presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), Gustavo Bernal, coincidió en que, según la Ley 6, incluir la licitación y mantenimiento en la licitación sería ilegal, a menos que una resolución de la Asep aprobara esa concesión ‘por tanto tiempo'. Agregó que el hecho mismo de que hay que repagar la inversión con tráfico por peaje, podría poner en riesgo la ya golpeada solidez financiera de Etesa, porque se podría redireccionar la energía por la cuarta línea en detrimento de las otras tres, afectando los ingresos de la empresa estatal.

‘INÉDITO'

La licitación incluye el mantenimiento y operación a 20 años.

500

millones de dólares, el costo del proyecto estima Etesa.

5

consorcios / empresas precalificaron para pujar por la adjudicación de la obra.

2023

año en que se prevé entre en operación la cuarta línea.

130

millones de dólares de sobreprecio por generación obligada causó la entrada tardía de la tercera línea, a cargo de Odebrecht.

El argumento de Etesa es que entre la terminación de la tercera línea y la ejecución de esta obra el tiempo es muy poco, limitando su capacidad de financiamiento, por lo que se diseñó este esquema que incluye mantenimiento y operación a 20 años.

Pero para Bernal, un financiamiento a 20 años duplicaría la deuda, algo que afectaría a los usuarios al impactar directamente el pliego tarifario.

Rivera Staff, quien además es secretario de la Junta Directiva de la Asociación de Grandes Clientes Eléctricos (Agrandel), y participa en la elaboración de las propuestas de campaña para el mercado eléctrico del Partido Revolucionario Democrático (PRD), cuestionó la ‘premura de la licitación y la necesidad real de una cuarta línea', cuando ‘ni siquiera la tercera línea está funcionando al 100%'.

Etesa, por su parte, argumentó que ‘es falso que sea ilegal, porque hay una resolución producto de consulta pública que se hizo' y se remitió a la resolución de Asep AN No.13052-Elec del 10 de enero de 2019, en la que Asep concluye que la propuesta sometida a audiencia pública permite la construcción de la cuarta línea, bajo el esquema planteado por Etesa, ‘pero no se debe generalizar a otros proyectos'. Una recomendación ‘inédita' y ‘poco usual' para Rivera. Algo que dice nunca haber visto en los más de 20 años que tiene de lidiar con el sector eléctrico panameño.

El costo del proyecto es de unos $500 millones y se realiza con la asesoría de la Corporación Financiera Internacional.

LA JUSTIFICACIÓN DE ETESA

La empresa de transmisión eléctrica estatal explicó a este medio que el proyecto cuarta línea de transmisión eléctrica será desarrollado a través de un contrato ‘BOT' (Build, Operate and Transfer, en inglés). Esto es construir, operar y transferir, bajo el cual el contratista que gane la licitación deberá diseñar, financiar, construir, operar y darle mantenimiento a la cuarta línea durante un periodo de tiempo limitado, en el cual dicho activo estará cedido a un fideicomiso durante un periodo de tiempo en cuestión, de manera que Etesa ‘seguirá siendo el único concesionario de transmisión en el país'.

El argumento de Etesa es que este contrato BOT es una modalidad que le permite ‘la inclusión de financiamiento privado, a la vez que se aprovechará la experiencia en el desarrollo de estos proyectos y en el sector de transmisión de energía de un operador de primera línea, lo que le permitirá a Etesa priorizar sus recursos financieros para otros proyectos de inversión, expansión, actualización y mantenimiento'.

Las modificaciones al Reglamento de Transmisión, propuestas por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep), fueron consultadas en audiencia pública y abierta en octubre de 2018 y aprobadas con resolución del 10 de enero de 2019, permitiendo el desarrollo, construcción, operación y mantenimiento de la cuarta línea con el esquema de contrato, sostuvieron.

Bajo este esquema, según Etesa, ellos siguen siendo el concesionario responsable ante la Asep por la calidad del servicio de la cuarta línea.