Temas Especiales

13 de May de 2021

Avatar del Redacción La Estrella de Panamá

Redacción La Estrella de Panamá

Columnistas

Unir, no desunir

El despotismo es un imposible, cuando otros hacen uso de sus derechos y mantienen el culto de su libertad

Mi abuelo, BELISARIO PORRAS, liberal de cepa, tres veces presidente de nuestro país, decía: ‘Un partido es una colectividad, una agrupación de hombres y mujeres, y en él, como en las aguas de un río, arrastra linfas puras y linfas mezcladas con las suciedades del pantano’.

Siempre existirán traidores, habrá arrogancias y soberbias, pero aún así, nuestro partido debe ser como una colmena de abejas laboriosas y con el denominador común de los afectos.

Leí, el día sábado 7 en La Estrella de Panamá, un artículo de una señora Pérez, ‘El silencio cómplice... ‘, y no es el primer artículo que es escrito por esta persona, que entre líneas dice ser leal a las doctrinas existentes de su partido y que ha sido precisamente la que más veneno vierte, más de una vez lavando los trapos a la luz y que ahora parece que va de recula.

Fue la persona que en el gobierno PRD de Martín Torrijos estuvo favorecida y entonces para ella todo estaba bien. Se gana y se pierde, pero parece que eso no lo entiende. El partido no necesita partidarios oportunistas, estos tienen la libertad de irse, pero que no hablen de ‘comején’, porque ese comején son precisamente aquellos que no son leales en nada y les gustan esas ‘tramas’.

Totalmente de acuerdo con Domplín, ¿a quién defiende en el anonimato? Y cuando alguien refuta sus escritos la única pensante es ella. Hablar de ‘retomar el credo de la patria’, etc., ¿a qué viene todo esto? Que acepte las críticas para corregir errores, porque hay muchos errores que cometen personas así. Apelando a la humildad que nos legó Omar, ¿dónde queda la reconciliación cuando se escriben tantas tonterías? Me siento obligada a aconsejarle que, para su tranquilidad, ¿por qué no busca una ‘casa’ que llene sus requisitos, ya que la nuestra, según lo que escribe, se va a caer?

¿Es que tanto mencionar al nuevo presidente Juan Carlos Varela, algo andará buscando en esas toldas? Nada me extraña, porque no es persona reconciliable, más bien le encanta confrontar, nada bueno para nuestro partido, que ahora necesita la unión de todos los que realmente creemos en él.

El despotismo es un imposible, cuando otros hacen uso de sus derechos y mantienen el culto de su libertad, pero de una manera correcta.

MIEMBRO DEL PRD.