Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Avatar del Maritza Mosquera de Sumich

Maritza Mosquera de Sumich

Columnistas

Comunicación estratégica: una mirada a la crisis política

Lo cierto es que los paradigmas también están en crisis, y más que nada porque organizan el pensamiento

Sin temor a equivocarnos, podríamos señalar que el tema de las crisis es tan profundo, que las mismas han llegado a impactar hasta los propios paradigmas que interpretan la visión del mundo. Paradigma es un conjunto de enunciados que se proponen para explicar o comprender un fenómeno o proceso determinado, como ejemplo el fenómeno de la globalización.

Lo cierto es que los paradigmas también están en crisis, y más que nada porque organizan el pensamiento y visión de todo un mundo extremadamente cambiante. En la actualidad, vivimos bajo un paradigma neoliberal sustentado en la iniciativa individual.

Si existe crisis en los paradigmas, según el Dr. Humberto Velásquez, deducimos que existe crisis en toda la sociedad. La nuestra no escapa de ello y sostenida por diversidad de organizaciones, empezando por la familia, en estos momentos experimenta una crisis permanente. Gran parte de esta crisis es provocada por la irrupción de la tecnología de la información y comunicación que, con sus cambios vertiginosos y su inmediatez, trastoca todos los sistemas y relaciones entre sus integrantes.

Como sociedad nos abocamos a un proceso electoral, que cada día demuestra situaciones nuevas que exigen de los estudiosos análisis profundos que nos guíen para comprender qué nos está sucediendo y cómo enfrentar estas nuevas oportunidades. Cuando Francia sufrió varios ataques terroristas en el 2015, nadie apostaría a que el Gobierno saldría fortalecido por estos desastres. Sin embargo, no fue así, el presidente Francois Hollande utilizó una estrategia de comunicación que lo llevó a sostenerse en los índices de popularidad, aún después de la masacre.

Utilizar una estrategia adecuada para comunicar una crisis, es una materia pendiente para nuestros gobernantes y requiere de profesionales que tengan las competencias, formación y solidez basada en la experiencia para enfrentarlas, y contamos con muchos expertos en el país. La comunicación estratégica es el proceso de coordinar todos los recursos comunicacionales externos e internos de la empresa para diferenciarnos de la competencia y lograr un lugar en la mente de los públicos que nos interesa.

Desde esta perspectiva podemos identificar dos temas muy importantes para llamar la atención del futuro equipo que nos gobernará: el proceso de coordinar todos los recursos comunicacionales y no trabajar de manera aislada y sin un plan de país al que aspiramos y queremos construir y, en el que se fortalezca nuestra identidad cultural.

Por otro lado, el tema de posicionarnos en un lugar de la mente de nuestros públicos y grupos de interés. Esto implica que nuestra estrategia de comunicación deberá ser inclusiva en el sentido más amplio del concepto y, no centrarse únicamente en los sectores poderosos económicamente, en desmedro de quienes también tienen derecho a disfrutar de una mejor calidad de vida, producto de las riquezas del país.

Desconocer la importancia de la comunicación estratégica y colocar en puestos claves a quienes no tienen formación, ni experiencia en estos temas, conducirá a una pésima gestión de Gobierno, situación que ha sido tendencia de varios de nuestros Gobiernos y los resultados han sido, salir con una gestión empobrecida y descalificada por los gobernados.

DOCENTE UNIVERSITARIA.