Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Eduardo A. Reyes Vargas

Columnistas

Mora quirúrgica y otros temas

La experiencia internacional y la apertura mundial de la información las hacen más fáciles de elaborar.

La aspiración de disminuir la mora quirúrgica de parte de las actuales autoridades del Sector Salud es loable. Las moras pueden obedecer, entre varias causas, a falta de quirófanos, daños en los mismos, infecciones nosocomiales, faltas de insumos de calidad, personal de apoyo al cirujano, baja productividad de colegas, etc.

En otros países existen, bajo condiciones ideales para practicar las cirugías, estándares de calidad que incluyen tiempos promedios de cada evento quirúrgico, productividad o rendimiento de cada actor de estos eventos.

-. ‘Lo que se mide mejora'.

Significa que los directores médicos y sus asesores en materia de Gerencia de Salud pueden dar informes cotidianos sobre causas objetivas de estas moras y productividad de colegas u otros actores. Para mejorar.

Hace años autoridades de Salud de Canadá invitaron a sus sociedades médicas, donde se supone está la intelectualidad de las especialidades, a colaborar en la estratificación de pacientes de riesgos, tanto en áreas de cirugía como los exámenes de imágenes y ciertos procedimientos (endoscopías altas, colonoscopias, etc.), de tal forma que científicamente se priorizará en cada paciente la premura o no de resolver su necesidad en tiempos estandarizados. Mayor riesgo, menos tiempo de espera. Se excluyen las urgencias.

Panamá puede hacer igual. La idea no es operar por operar, mandar exámenes por mandar exámenes y realizarlos en forma indiscriminada. Se elaboran protocolos y guías consensuadas. La experiencia internacional y la apertura mundial de la información las hacen más fáciles de elaborar.

Ojala así se haga en este nuevo reto.

Las compras de insumos seguirán siendo un pandemonio con las demandas y contrademandas de oferentes que se sienten afectados en las licitaciones.

Una Unidad de Tecnología Sanitaria Nacional independiente, honesta, responsable y formada por personal idóneo, puede hacer exigencias científicas a las propiedades de cada insumo y plasmarlas en pliegos de licitaciones. No dando paso a posibles coimas disfrazadas o reales. No será la panacea, pero evitaría la llegada de insumos de mala calidad que ponen en peligro la vida de pacientes y exponen a colegas responsables a demandas. Sería un avance.

-. Innovar es encontrar nuevos o mejores usos de los recursos que ya disponemos'.

Igual un proceso de adecentamiento donde se ubique personal deshonesto en áreas de compras y su salida de tan delicadas áreas.

Esto se traduce en costos-beneficios para nuestra salud en general.

Hay bases de datos internacionales que ayudan a este delicado reto de seleccionar lo mejor.

Sobre otras listas de esperas, si así desean llamarse, de especialidades, subespecialidades u otras profesiones muy escasas, podemos reflexionar en otra ocasión. Lamento de muchos países y tema de foros internacionales.

Algo de ‘benchmarking' ayuda en estas gestiones.

Podemos hablar de metodologías y procesos de trabajo, ya obsoletos, que sobrecargan los cupos y citas médicas de las especialidades y subespecialidades u otras disciplinas escasas, que aún se practican. Otros temas de escritos.

Creo que el analizar las raíces de problemas con paciencia y dedicación ayudará a resolver problemas cuya solución se basará en un mejor uso del sentido.

Quizá hoy descubro el ‘agua caliente', pero me impresiona que, aunque la conozcan, los gestores, el modelo fracasado de gestión persiste.

Usar algo de la Ley 80-20 de Pareto. De la oratoria a la praxis es la vía.

No quedarnos en el lamento. A avanzar. No quedarnos en la crítica. Aportar.

Todos somos candidatos permanentes a ser pacientes. Aspiramos en el sector público a una atención de calidad, calidez y sobre todo, oportuna.

Porque: ‘¡después de muertos… ¿pa'qué?!'.

Éxitos nuevos gestores, por el bien de nuestros pacientes.

‘Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer las cosas'.

‘Hacer lo correcto es más importante que hacer las cosas bien.

‘Si quieres algo nuevo, deja de hacer las cosas viejas'. P. Drucker.

MÉDICO Y EX VICEMINISTRO DE SALUD.