Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Ronaldo Buchanan

Columnistas

Buenas costumbres e idiosincrasia panameña

Los panameños tenemos hábitos y costumbres, inculcados por nuestros familiares, que se transmiten de generación en generación. .

Los panameños tenemos hábitos y costumbres, inculcados por nuestros familiares, que se transmiten de generación en generación.

Llama la atención que haya personas inescrupulosas, con la mala práctica del “juegavivo”, y lo más triste es que este tipo de prácticas nuestra sociedad lo vea con buenos ojos, cuando sabemos que va en detrimento de nuestro entorno.

La educación es lo fundamental en el hogar, donde debemos romper este paradigma tan tóxico que afecta a todos por igual.

Por ejemplo, cuando se va a una mesa de negociación no faltan personas que, con intereses ocultos, quieran dar un giro frente a un consenso que a cada actor le ha costado edificar, en coordinación con los que ayudaron a levantar un determinado proyecto; estas prácticas del “juegavivo” son las que eliminan la buena voluntad de cualquier individuo.

Debemos tomar conciencia sobre que estas prácticas afectan en todas las esferas sociales. A parte de esto, también afectan a nuestra democracia, como país y Estado de derecho.

Todos, como ciudadanos, debemos respetarnos, independientemente de nuestra postura, para así llegar a una sociedad con principios, civilizada.

En toda sociedad hay parámetros jurídicos que rigen el comportamiento social, partiendo desde nuestras instituciones democráticas para defendernos como individuos con derechos y deberes.

En los últimos tiempos, nuestra sociedad ha estado ante un panorama importante con la reconstrucción de nuestras estructuras como nación.

Esperemos que, en un futuro no muy lejano, podamos decir todos “alcanzamos por fin la victoria”, como dice nuestro himno nacional.

(*) Licenciado en Locución para Radio y TV, activista de DDHH (DDHH-LGBTI), estudiante de IV año de Ciencia Política de la UP.